viernes, 14 de mayo de 2010

Lamento tardío

Lloré.
Sí, lloré.
Tal vez no con lágrimas. Tal vez tan solo al principio. Pero sí.
Me desencajó el apartamiento, la separación incomprensible. La desesperación de no saber qué hacer, mientras las historias se seguían dibujando. Mi cabeza rompiendo contra el acantilado, y tu, tan lejos, que eras lo único dentro.
Yo, me partía, de eso estoy seguro.
Me bebí cinco bares recapacitando sobre su gravedad ilógica, me caí cinco veces con cada chupito de whisky reconociendo lo estúpido de mi conducta. Y sí, aún así lo lamentaba.
Evité el cerco del asesinato marcado por la policía para volver a casa, no sin antes recorrer su media distancia. Y entre medias de aquello, me pare a pensar en la tristeza. Antes de aquello te llamé.
Te dije cuanto me gustaban las pequeñas cosas con mi tonta ambigüedad, para no hacerme demasiado daño. Reconocí la pared contra la que me estrellaba y no dije nada. Absolutamente nada de nada, no fuera a ser que me lo reprochara.
Me fumé uno, dos, y veinte cigarros, antes de liarme uno que me dejara dormir sin pensar en lo que queda dicho.
Y entonces escribí una letra digna de Platero en sus malos años, o de los Led en los buenos. La verdad es que me crié entre medias de grandes y pésimos artistas, de buenos y malos versos, de quimeras y verdades, de suspiros y deseos.
Y decidí no hacerme más daño, olvidarme de todo y seguir trepando maderos mal clavados. Tu estas hecha de escarcha, Yo, soy solo el grito de un grillo quemado a fuego lento sobre el regazo.

8 comentarios:

  1. Speechless de nuevo...De acuerdo con el comentario anterior(ojo,siempre desde la modesta visión de alguien que apenas sabe nada de casi nada): la forma de dibujar las historias sin describirlas, dejando que se asomen poco a poco a lo largo del relato, es más que interesante, capta la atención, atrapa, y tienes que seguir leyendo...Enhorabuena por tus historias.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Simplemente genial; sigue criándote entre medias de grandes artistas y pantys de pésimos lunes, no es oro todo lo que reluce, pero si hielo todo lo que nos quema. Un abrazo..

    ResponderEliminar
  3. Creo que con ésta ya son diez las veces que lo he leído en lo que va de día. Qué mal se me dan estas cosas de comentar y tal.

    ResponderEliminar
  4. Vaya. Gracias a todos por leer, comentar y subirme la autoestima. Creo que poco a poco me voy puliendo lo suficiente para encontrar mi manera de escribir, aunque todavía me queda un trecho. Awi, ¿Qué lo leas tanto es bueno o le estas buscando la coherencia?

    Gracias, de verdad. Comentad, aunque solo sean un par de lineas. A mi me sirve muchisimo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Soy la duendecilla (:
    y he decir que este texto me ha encantado!

    Estas historias suelen pasar, al final se quedan en nada. Yo lo que hago es guardármelas en mi mente, aunque la otra persona no lo haga.

    Un besazoooo ! y Felicidades otra vez, que hoy es tu cumple jiji

    ResponderEliminar
  6. Gracias chiquilla, aunque no pensé que nadie fuera a felicitarme por aquí. En fin, hoy día de relax, debería haber subido algo nuevo sobre la levedad del tiempo y esas cosas pseudo-intelectuales, pero creo que no. Un cigarrito en la ventana y ver pasar el día traaaaaanquilamente.

    ResponderEliminar
  7. ui! me equivoque de entrada! lo queria poner en la de la conocía!

    Eso pasa un día tranquilito, a mi me toca estudiar :(

    1besoooooooooooooo !

    ResponderEliminar
  8. las grandes historias nunca quedan en nada, siempre se recuerda que un dia esa historia te hizo mas feliz que ninguna otra cosa en el mundo, y queda como un bonito recuerdo. Y no paro de preguntarme que fue de la chica con la camiseta de buda....

    ResponderEliminar