martes, 15 de junio de 2010

Amanece

Respira e inspira, se alimenta del aire y no susurra ninguna palabra para contar las tonterías que hacen importante la vida. Observa el horizonte, deja bailar las nubes a cámara lenta, como si todo el mundo le prestara atención al cielo.
Desde los tejados amanece sobre el mundo, cansado y feliz, dueño de la futilidad de sus aciertos, de los momentos de paz que degüellan los problemas para dejarlos mudos. Se arremolina sujetándose las rodillas, balanceando los remanentes pozos que la noche vana y sus aventuras han legado. Se dibuja vigilante de una ciudad que despierta ajena a cuanto ha disfrutado y vivido, y todo junto, a construido a base de casualidades oportunas. Toma un cuaderno y escribe una canción de la que no recuerda melodía, que terminará en un cajón, simiente de un sueño que le recuerde que este, seguramente, es el mejor día de su vida.

Más tarde bajará a la rutina, a los libros y la poesía que no termina de cuadrar, a preguntarse cuanto espera y cuanto le espera mientras los trenes van pasando y no sabe qué destino es el adecuado, que formula abastecerá su naturaleza en el futuro cercano. Cuantas veces tendrá que recorrer el laberinto, siguiendo la pared de la izquierda hasta encontrarse con Asterión y preguntarse si está frente al espejo, al otro lado, o se ha quedado varado en el umbral, entre la membrana permeable de lo onírico y lo que percibe más cierto, un planeta de cemento. Todo ese camino, preferirá dejarse mecer por el viento como guía de sus aciertos, ajeno al pecado propio de moldear la creación a sus caprichos, a los frutos del egoísmo.
Pero por ahora sigue en su hora de gloria, sobre una tierra que se ahoga en sus lamentos, con cientos de miles de vidas presas del infierno de vivir en el siguiente minuto al que están padeciendo. Y por un instante sonríe, guardando el cuaderno, encendiendo el cigarro, regocijándose de cada segundo, tan efímero, como eterno.

2 comentarios:

  1. Me tiene encandila´ esa atmósfera onírica. No sé si ha sido tu intención o soy yo a estas horas, que lo veo todo como en una nebulosa.

    ResponderEliminar
  2. Es mi rollo, me gusta dejar detalles abiertos, intentar juntar sensaciones más que hechos. Ahora solo falta que le pille el truco :P

    Un saludo, y gracais por leerme y escribir, que hace mucho que no os lo agradezco a todos y todas.

    ResponderEliminar