martes, 29 de marzo de 2011

No Voy a Comerme el Mundo

El mundo se queda dormido junto a mi cama mientras le rasco detrás de las orejas. Aprecio la sonrisa en su rostro inexpresivo, sé que me quiere, que me necesita. Yo le quité de pasar frío, de pelearse con otros mundos junto a la basura del callejón, yo le limpié las legañas con manzanilla. Él ronronea junto a mi cama. Por las mañanas me despierta y me obliga a hacer cosas, a sacarle para echar una meadita. A veces se me caga en la ducha, pero solo si le dejo demasiado tiempo encerrado.

Él va creciendo. Al principio no necesitaba más que un cajón para remolonear y ahora aparece en medio del pasillo, tumbado, haciéndome tropezar cuando vuelvo borracho. Se echa en mi cama y en el sofá cuando no le veo. Lo deja todo lleno de montañas y ciudades. Rebusca bajo el fregadero y luego tengo que hurgarle en el subsuelo para sacarle las cosas que no puede digerir, pero que le encanta como saben. Le desparasito casi a diario de guerras y políticos, le limpio las manchas de sangre y petróleo, pero siempre vuelven a aparecer. El veterinario no sabe qué decirme, pero me pasa la factura de cada visita.

Se hace cada vez más grande, y he pensado llevarle al pueblo donde pueda dar saltos y disfrutar del aire limpio, pero no quiero estar lejos de él. Sé que con el tiempo crecerá más allá de los límites del barrio y acabará por devorarlo todo, pero joder, yo quería salvar el mundo y que todos me quisieran por mi hazaña, aunque no mereciese ser salvado, aunque termine comiéndome, como a otra galletita anónima de wishkas.

5 comentarios:

  1. siempre había venido por aquí sin saber que dibujas y cómo dibujas. a mi, personalmente, me gusta más tu faceta con los pinceles que me parece realmente buena. iré a la rondilla a verlo de cerca

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, espero que esté montado a tiempo y con la calidad requerida :)

    ResponderEliminar
  3. De todos modos, aquí hay cositas:
    http://oleosobrepixel.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. El mundo es realmente jodido... Y por eso nos sale tan caro a veces. Lo mejor, en ocasiones, es darle la espalda.

    Me gustó tu escrito ;) Saludos!

    ResponderEliminar