martes, 7 de junio de 2011

Desert Song

He estado antes aquí, bajo el sol, pero no era el mismo lugar.
El sol en el horizonte sólo presagia frío, su salida, fatiga. Hay un océano de luz que hace arder mis pupilas y no me deja ver a donde voy, cegado por la claridad de este reloj roto. A mi espalda, el viento se lleva mis huellas para decorar mis momentos pasados. Persigo una duna que me lleve al mar, una montaña que repta el horizonte hasta morir como playa que sueña con acantilados. Su peso es tan lento que la adelanto. Y no conozco su camino. He estado antes aquí, bajo el sol, y si me quedo quieto, ni siquiera mi sombra me observa.

1 comentario:

  1. Los relojes rotos siguen haciendo Tic-Tac, o por lo menos los q yo tngo la suerte de conocer...un abrazo!! siempre genial...

    Rollinga

    ResponderEliminar