jueves, 17 de noviembre de 2011

Falling Down


Ver caer las hojas desde arriba no es bucólico, sólo es triste. Es como verlas saltar al vacío dejando desnudas las ramas, trayendo el invierno. Es verse marchar el rojo, el naranja, el suave amarillo, y dejar sólo un gris agrietado. Las hojas se quedan muertas sobre la calle, todavía con ese brillo, esperando su muerte llena de podredumbre, con ese olor que alimenta la tierra y pone enfermo.

El árbol se desprende de ellas sin pena, sabiendo que vendrán nuevas. Se hace duro. Se hace el duro. Se duerme esperando una primavera nueva en la que haya olvidado el olor de todos sus recuerdos.


3 comentarios:

  1. Maravillosa fotografía

    Envidiable fotografía

    Me ha dejado atónita!


    Una anónima desconocida, te lo aseguro.

    ResponderEliminar