jueves, 26 de julio de 2012

Siempre Quise Tener Cosas Bonitas


Siempre quise tener cosas bonitas, pero las cosas bonitas suelen ser delicadas. Siempre se rompen. Un Joder gratuito rebaja el amanecer a la categoría de Madrugón, la plata abandonada se llena de roña, un adiós puede joder un hasta luego, y así con cada cosa bonita que encuentre.


Nunca he podido tener cosas bonitas. Soy descuidado y tiendo a pensar que las cosas se amoldan a mí como yo a ellas, que formamos parte del mismo universo al llevar un tiempo juntos. Me creo que las leyes de la física se reeducan y hacen que dejen de ser frágiles. Nunca ocurre así, porque nunca he podido tener cosas bonitas. Porque el universo es siempre igual, está lleno de cosas bonitas, y yo estoy aquí para que se rompan.

3 comentarios:

  1. Deja las cosas bonitas y coge las útiles.

    ResponderEliminar
  2. Te la suda tanto que ya no escribes jajaja

    ResponderEliminar
  3. Óscar, comento solo para dejar constancia de que ninguno de los comentarios anteriores es mío. Me abruman los anónimos con su originalidad a la hora de poner niks. Qué fino hilan, qué genialidad.

    ResponderEliminar