viernes, 4 de octubre de 2013

Las Pisadas de Nadie



Al hacerlo ya no llora nadie
Todos esperan bucólicos
tras ventanales de cafés bohemios
Pero nadie llora
Aunque el cielo no se canse
Porque nadie se fija
en los charcos que rebosan
derramándose
por las pisadas de nadie

No hay comentarios:

Publicar un comentario